Los scouts de Mendiolaza buscan crecer

Mandela Runakay: un grupo que busca la igualdad

Los scouts de Mendiolaza buscan crecer.

Este grupo se formó hace 6 años un 12 de septiembre, ya que no había grupos scouts en la localidad. Funcionan en España y Dorrego, detrás del polideportivo y asisten vecinos desde los 7 hasta los 21 años. Todos los sábados de 15:00 a 18:00 casi 80 chicos se reúnen a realizar distintas actividades al aire libre. Aunque la pandemia dificultó sus actividades, el grupo sigue creciendo en cantidad y ahora buscan ampliar sus espacios. 

Un espacio joven en crecimiento

Foto: Mara Lazarte y un grupo de los scouts.

Recientemente el Grupo Scout Nº 1320 de Mendiolaza recibió una ayuda económica de $50.000 del municipio para la compra de materiales. Mara Lazarte, la jefa de Mandela Runakay, detalló que con esa ayuda van a terminar uno de los baños que estaban realizando. “Queremos hacer nuestra sede más grande”, expresó ella. Además, comentó que como el grupo va creciendo necesitan más elementos, como por ejemplo ollas. 

Con el comienzo de la pandemia, los educadores pensaban que iba a disminuir el número de chicos que asisten, pero siguen teniendo un grupo numeroso y junto a los educadores son un total de 90 personas. Incluso, han tenido que cerrar inscripciones en algunas ramas ya que eran demasiados chicos. 

“Con este tema de la pandemia hemos sufrido mucho el hecho de no poder compartir, que es lo que más nos representa”, expresó Mara. Por ejemplo, cuando en diciembre del año pasado comenzaron con la presencialidad, no podían compartir el clásico mate cocido que merendaban todas las tardes. En cambio, cada chico tenía que llevar su merienda.

El año pasado realizaron sus actividades en la virtualidad a través de la plataforma de Meet. “No fue lo que representa a los scouts pero fue linda la experiencia”, dijo Lazarte. Especificó que llegaron a hacer panes y manualidades, en las que los educadores les explicaban a los chicos para que lo hagan en sus hogares. 

En la actualidad, las flexibilizaciones les han permitido retomar muchos de sus hábitos, manteniendo siempre los cuidados. “Ahora pudimos hasta hacer un campamento todos juntos hace un mes”, relató con alegría Mara. Además, resaltó que no han tenido ningún caso de Covid. 

Los scouts por dentro

Fotos: Gentileza de Mara Lazarte.

Para empezar, los educadores a cargo de los chicos son entre 12 y 13 vecinos. Lazarte contó que algunos son padres de chicos que asisten al grupo y que se fueron entusiasmando con las actividades y comenzaron la formación para ser educadores.

Aunque asisten chicos de diversas edades, este grupo está dividido en ramas. Lazarte explicó que hay 4 grupos: el primero abarca desde los 7 a 11 y son los más chicos. Mara detalló que la formación de ese grupo se basa en el cuento del Libro de la Selva, e incluso los educadores tienen nombres de esos personajes. “Es muy bonito eso- expresó ella- Los chicos aprenden a base de ese cuento”. 

Luego sigue el grupo de 11 a 14 años, que se llama la Unidad Scout y allí ya empiezan a trabajar en patrullas y ya no es tan místico, comentó Mara. Le siguen los Caminantes, que van de los 14 a 17 años y trabajan en equipo y empiezan a armarse ellos mismos. Por último, los Rovers abarca desde los 17 hasta los 21 y ellos trabajan solos, los educadores solo los acompañan. Además, Lazarte detalló que este último grupo se encarga de servicios que necesita la comunidad, como ayudar a los bomberos por ejemplo. 

El nombre Mandela Runakay se debe a Nelson Mandela,  quien era el promotor de que somos todos iguales; y Runakay se refiere a que somos todos hermanos, explicó Mara. Además, ella expresó que la base del grupo es compartir y que somos todos iguales.

Este grupo de scouts se mantiene gracias a una cuota anual de $3.250 que paga cada chico que asiste. De ese monto, $1200 se destinan a pagar la afiliación a Scout Argentina que permite asegurar las distintas actividades de los chicos en caso de accidentes. El resto, se destina a yerba,azúcar, papel higiénico y distintos elementos que van necesitando. 

Respecto al futuro de Mandela Runakay, Mara Lazarte expresó: “Queremos crecer, tener un mundo mejor”. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *