Responsabilidad social en Mendiolaza

Un programa para empresas y comercios

Responsabilidad social en Mendiolaza.

A través de una ordenanza aprobada en el Concejo, se busca formalizar la ayuda y colaboración que brindan distintos actores comerciales y empresariales de la ciudad bajo el nombre de Responsabilidad Social Empresaria. Gonzalo, vecino de la ciudad y dueño del restaurante Raíz, participó de este programa donando comida en el evento de basquet adaptado del último fin de semana. “Muchas empresas ya vienen colaborando, la idea de esto es darle una formalidad”, expresó Sergio Arguello, presidente del Concejo de Mendiolaza. 

Solidaridad hacia la comunidad

Gonzalo explicó que la invitación a participar le llegó a través de Argüello, y es la primera vez que colabora en un evento. La donación que realizó de comida, para el almuerzo de los deportistas, fue porque entendió que era una buena causa, explicó Gonzalo. 

Él aclaró que fue más como vecino que como restaurante, aprovechando los recursos y herramientas que le brinda trabajar en un lugar gastronómico. Además, no busca que se haga propaganda de su negocio por colaborar en una causa. 

Las empresas y comercios que participan de este proyecto, realizan su colaboración de forma voluntaria y sin un monto mínimo de lo que pueden brindar. Por otro lado, formar parte de este programa no implica beneficios tributarios ni eximición de tasas; si contaran con prioridad al momento en que el municipio necesite comprar algo y se les otorgará un certificado de empresas socialmente responsables. 

Otros detalles a tener en cuenta

“La idea de esto es mostrar lo que las empresas hacen fuera de su actividad comercial”, expresó Arguello. Además, resaltó que en el corredor no hay una ordenanza específica como la que fue aprobada. Explicó que las empresas y comercios invierten para obtener ganancias, pero también está bueno que devuelvan algo a la sociedad de la cual se nutren; así es como nace la idea de este programa. 

Este proyecto aún no cuenta con una reglamentación, la cual estará a cargo de la Secretaría de Planificación, su autoridad de aplicación. Aún así, resaltó el carácter voluntario de los aportes a realizar y aclaró 2 excepciones a esta regla: cuando se trate de nuevos emprendimientos inmobiliarios, y para empresas que tienen la concesión de un servicio, como es la cooperativa de agua. “La cooperativa va a tener que presentar un programa de responsabilidad social empresaria para no quedar fuera de la concesión, igualmente ya lo viene haciendo (a través de cursos y talleres)”, comentó. 

En el caso de los emprendimientos inmobiliarios, el aporte pueden ser obras complementarias, relacionadas con el emprendimiento o no. Además, cada aporte que se realice será controlado por el municipio anualmente, y será respaldado por la firma de un convenio de compromiso entre ambas partes: municipio y el sector privado. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *