Territorio y planificación en Mendiolaza

“Siempre hay planificación”

Territorio y planificación en Mendiolaza.

Así lo expresó el arquitecto Alberto Verdinelli, quien tiene una formación en planificación territorial y es vecino de la ciudad. A raíz de nuestra nota sobre el panorama político de Mendiolaza, en la que varios referentes expresaban como una de las problemáticas la falta de planificación, Verdinelli dialogó con Demendiolaza para explicar algunos aspectos importantes a tener en cuenta cuando hablamos de planificación territorial. 

Contexto y  conceptos

En Feminismo y «extractivismo urbano»: notas exploratorias”, la politóloga Ana María Vásquez Duplat explica que el concepto de extractivismo urbano intenta aportar una nueva matriz para analizar las problemáticas ambientales, sociales y habitacionales en distintas ciudades latinoamericanas, específicamente Buenos Aires. 

“Pensar los contextos urbanos a partir de la clave del extractivismo no sólo nos permite indagar respecto de fenómenos como la especulación inmobiliaria, la entrega desproporcionada de tierra pública para emprendimientos privados, la «gentrificación», los desalojos violentos, la crisis habitacional, el aumento de las inundaciones y el agravamiento de sus efectos sobre la población”-expresa en su trabajo- “sino que nos abre también la posibilidad de ver esos fenómenos a través de la lupa del modelo económico que los sostiene y produce”. 

Teniendo en cuenta esto y llevándolo a lo local, Verdinelli comenzó aclarando que es incorrecto hablar de que no hay planificación en Mendiolaza. “Hay planificación porque hay pensamiento y la acción política primero es pensamiento”, explicó. “Lo que hay son diferentes enfoques de planificación”. 

De que se trata la planificación

Uno de los aspectos cruciales que explica Verdinelli es que la ciudad la hacemos entre todos; ya que las personas realizan sus proyectos de vida en la ciudad. “Las personas son la ciudad”, expresó. 

También explicó que la planificación es un proceso dinámico, porque la ciudad es un sistema complejo y abierto; por esa razón no se puede idealizar la ciudad al construirla. Respecto a Mendiolaza, aclaró que desde hace años, al igual que en la Argentina, se planifica en función del mercado inmobiliario. 

Aun así, explicó que las fuerzas no son solo del mercado sino también las del ciudadano; pero para conducirlas se requiere políticas públicas. “Es fácil leer que en la estructura del pensamiento siempre  estuvo la construcción de barrios cerrados”, comentó Verdinelli. “Eso tiene un significado político: Es mucho más fácil gobernar una ciudad de barrios cerrados donde tenes administraciones en vez de comisiones vecinales, y te reunís solo con los gerentes de las administraciones”, explicó. 

Para él planificar es una decisión política, y siempre hay muchos enfoques de cómo planificar. Por eso es importante preguntarse qué ciudad se está deseando construir, quienes la hacen y bajo que principios. 

Es por eso, que al hablar de planificación Verdinelli destacó 3 instrumentos fundamentales: la comunicación, en la medida en que se expone y proyecta lo que se quiere hacer; la participación, ya que al comunicar se convocan a las personas que pueden ser factores claves para el ordenamiento de una ciudad; y las organizaciones de base como centros vecinales, clubes, centros culturales, colegios de profesionales y cámaras empresariales. “Eso es un proceso de planificación y ahí vas construyendo la ciudad con los ciudadanos”, expresó. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *