Solidaridad en Mendiolaza

El amor en forma de tapitas: ayudar a quien lo necesite

Solidaridad en Mendiolaza. Foto: Claudia Fenoglio. 

Claudia Fenoglio y Juan Zambrana son una pareja vecina de Barrio Los Cigarrales que desde hace muchos años juntan tapitas para quien lo necesite. Todo comenzó para ayudar a un niño del Talar que necesitaba trasladarse a China por cuestiones médicas, y ahora se encuentran abocados a la campaña de Alma y Milo, 2 hermanos electrodependientes de Córdoba que necesitan de varios insumos en su cotidianidad.

Las piernas en movimiento para ayudar

Claudia y Juan salian a correr para hacer ejercicio, cuando un día se enteraron que en El Talar había un niño, Javito, que debía viajar a China para realizar un tratamiento con células madres. Esa familia empezó a juntar tapitas para recaudar dinero, así que ambos decidieron sumarse a la causa. De ese hecho ya han pasado más de 10 años. 

Cuando Javito pudo finalmente viajar; ellos siguieron juntando en esa ocasión para Tobias, un niño de Córdoba; luego para Ezequiel, un niño de Villa Allende; e incluso juntaron para el Hospital Infantil. 

Fue hace 3 años cuando en el noticiero vieron que una familia juntaba tapitas para sus hijos Alma y Milo y decidieron comenzar a acompañarlos. Actualmente uno de los puntos de acopio se encuentra en su domicilio, aunque en Mendiolaza también se encuentran en otros lugares claves. 

Claudia explicó que no solo la gente de la ciudad se suma, sino que también les ha llegado entregas de personas de otros puntos del corredor de Sierras Chicas. Aunque desde la pandemia han dejado de correr, debido a restricciones y horarios de colectivos; Claudia recuerda que antes solían volver de las carreras con bolsas llenas de tapitas que les acercaba la gente. Aun así, cuando salen a caminar se encargan de ir juntando las tapitas que van encontrando en el camino. 

Familias que se encuentran

Foto: El Milenio. 

Alma con solo 11 meses vivía en un hogar para niños, con una parálisis cerebral y electrodependiente. Natalia Bracamonte era voluntaria de la Senaf y así llegó a conocerla. Con el tiempo se encariño y junto a su pareja Fernando Romero decidieron adoptarla formalmente en el 2015. 

Solo 3 años después llegó Milo, un niño con una condición de salud similar a la de Alma y que además tiene epilepsia refractaria y asma crónica. Aun así, Natalia y Fernando no se arrepienten de haber formado una familia los 4 juntos, aseguraron a El Milenio. 

Además de tratamientos médicos, la familia también tiene un gasto elevado en medicamentos y el único ingreso es el de Fernando como remisero. Así nació la campaña “Juntos Juntamos Mas”, en la que cambian tapitas en los centros de reciclaje por dinero que les ayuda a costear algunos gastos médicos. 

Claudia explicó que aproximadamente les pagan 10 pesos por kilo de tapitas. Por eso buscan juntar una buena cantidad. “Hacemos un puente para ayudarlos a juntar tapitas”, comentó Fenoglio. “Lo hacemos sin fines de lucro” – expresó la vecina de Los Cigarrales- “Yo tengo hijos, tengo nietos y no se si el día de mañana voy a necesitar ayuda de la gente, es algo que nos nace de adentro”. 

Puntos de acopio en Mendiolaza

-Casa de Claudia y Juan en Los Cigarrales

-Desarrollo Social, Centro

-Centro de Salud, Centro

-Merendero El Niño, El Perchel

-Valig, por Ruta Intermunicipal

-Bar de la Estación de Servicio del KM 16

-Polleria y Verduleria Alma, Calle 4

-El Hornito Santiagueño. 

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *