Robos con inhibidores en Mendiolaza

Se llevó una mochila y quedó filmado

Robos con inhibidores en Mendiolaza

Robos con inhibidores en Mendiolaza

Son cada vez más frecuentes los robos de elementos personales de los autos utilizando inhibidores de alarmas.

Ayer por la tarde uno de los muchos hechos que suceden en la zona comercial de Mendiolaza quedó registrado por las cámaras de seguridad de un negocio.  Alrededor de las 18:30 Luciano García regresó de su trabajo en Córdoba y se detuvo a comprar en una pescadería a la entrada de B° El Talar. Al regresar, su mochila ya no estaba. “Estaciono,  me bajo con mi hijo y pongo la alarma – comenta Luciano – En la mochila llevaba ropa, llaves y los medicamentos de mi hijo que toma anticonvulsivos”

Tras descubrir el robo, Luciano tuvo acceso a las imágenes que captaron las cámaras de seguridad del local. En ellas se ve la secuencia completa del hombre cruzando la calle, dirigiéndose directamente al auto de la víctima, abriendo la puerta sin que se activase la alarma y llevándose la mochila, sin ningún apuro ni inquietud. “Por la calma y la seguridad con la que actuó, seguramente no lo hizo solo. En el video se ve una persona que pasa primero por la vereda de enfrente y que pareciese que le hace señas – detalla el damnificado – Era una persona joven, bien vestida, que perfectamente puede confundirse con un vecino de Mendiolaza”.

El video completo puede verse a continuación

A la misma hora, en los mismos lugares

Eugenia y su marido tienen dos negocios sobre Av. Tissera. Ellos también han sido víctimas de este tipo de robos y escuchan, cada vez más seguido, los mismos relatos de sus clientes.

Mauro había estacionado frente a los consultorios de El Talar y le llevaron una mochila con documentación y con plata.  “Pasa todo el tiempo. Siempre es a la misma hora, entre las 19 y las 20:30 y siempre sucede frente a los negocios más concurridos. Algunos comerciantes se han visto obligados a  poner más cámaras porque los estaban tomando de punto – relata Eugenia – El otro día a un conocido le robaron $400 mil, y a una chica le llevaron dos celulares. Dicen que la oportunidad hace al ladrón, y hay mucha oportunidad en El Talar. Porque la gente se confía, se bajan sólo con la plata que necesitan para comprar y dejan en el auto la mochila, los anteojos, el celular, traban mal las puertas o no las traban.

Robos con inhibidores en Mendiolaza

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *